lunes, 27 de febrero de 2012

sábado, 25 de febrero de 2012

"Escríbeme una Ilustración"


Si queréis conocer este fabuloso proyecto de 
la ilustradora Clara Varela,
en el que hoy tengo el gusto de participar 
junto a dos buenísimos escritores,

pinchad aquí.





Ilustración de Clara Varela

viernes, 24 de febrero de 2012

El carro

Mientras el hombre, triunfal, alardea de llevar solo las riendas de su vida, los caballos se jactan de que jamás habría llegado tan lejos si ellos no hubiesen tirado de él.


lunes, 20 de febrero de 2012

jueves, 16 de febrero de 2012

Microcosmos

Después de horadar el interior del ojo, el grano de arena salió a la superficie bañado en lágrimas. Entonces exclamó: ¡Por fin en el mar!



miércoles, 15 de febrero de 2012

Un mal día

Sucedió un día gris, de esos que te dejan hundido. El hombre se encontraba justo en ese pozo cuando una bella dama le lanzó una cuerda y lo ayudó a salir. Al llegar a la superficie ella ya no estaba, en cambio lo esperaban un par de bandidos que le robaron todo lo que llevaba encima, dejándolo desnudo en un paraje desolador. Caminó sin rumbo durante horas hasta que cayó desfallecido. Pensó que ya nada peor podría sucederle, pero entonces llegó un ave gigante que le clavó sus enormes garras sobre la espalda, y se lo llevó volando. Cuando más tarde despertó, supuso que todo había sido un sueño, hasta que reparó en que su mullido colchón de ramas era un nido.




Este microrrelato ha sido publicado ayer en:


Os dejo el enlace aquí.


lunes, 13 de febrero de 2012

Instantáneas de la irrealidad/14


Hoy lunes, un nuevo dibujo. 

¿Os animáis vosotros a regalarle una historia?

Podéis llevaros la ilustración a vuestra casa.





domingo, 12 de febrero de 2012

Hijos del lamento

de la III Quincena del Concurso "Minificciones en Cadena" de Triple C



Hijos del lamento


Una lágrima que recorre el frío rostro de porcelana se cristaliza antes de caer al suelo, donde se rompe en mil pedazos. El nuevo guardián de la efigie recoge los fragmentos de la gota sagrada y los deposita celosamente en una urna, que luego guarda en una cámara secreta. Día a día se dedica a cuidar de los cristales regándolos con palabras, música y oraciones, como si de ellos pudiese germinar una flor, resurgir un fabuloso diamante, o nacer como un milagro la vida.
Los años pasan, hienden lentamente el enjuto cuerpo del monje como las crecidas del río erosionan las paredes musgosas del templo. Cuando llega su hora, el viejo se tumba a morir –como es tradición– a los pies de la imagen. La diosa, que lo observa con sus ojos cincelados, se apena por su vástago y llora. Entonces de la cámara secreta surge el nuevo servidor, que se acerca presuroso a recoger del suelo la lágrima cristalizada. 



Mención especial y ganadora por voto popular: 
"Mal presagio" de Esperanza Temprano.



jueves, 9 de febrero de 2012

Rezagado

Se atropella en el aire. Su vuelo es discontinuo, pero no errante. Sabe hacia dónde se dirige, aunque no está muy seguro de querer llegar. Se acerca a la bandada y retrocede. Los demás pájaros lo observan; sin embargo, no lo ayudan a decidir. Él duda si su casa es allí a dónde va, o es el cielo que acoge el libre revoloteo de sus alas. 




martes, 7 de febrero de 2012

De mal agüero

Nunca fui supersticiosa, por eso no me importó alquilar el piso cuando me lo ofrecieron a buen precio. Era cómodo, espacioso y los rayos de sol se colaban afilados por las persianas. Solo me apenaba que los vecinos no simpatizaran con ese número y pasaran por mi puerta como si no existiera. Con el tiempo, el apartamento dejó de parecerme tan amplio como al principio. Tenía la impresión de que las viviendas contiguas iban ganando terreno. Lo primero en desaparecer fue el lavadero y la habitación de los trastos. Cuando ya me había acostumbrado a prescindir de ellos se esfumó el balcón. Solo permanecía la ventana al patio de luces donde tender malamente la ropa. Poco a poco tuve que adaptarme a vivir en una habitación, a que el sol no me despertase por las mañanas, a sentir esas cuatro paredes compactas aproximándose…  Fue en el momento en que todos los tabiques se convertían en uno cuando comprendí que el piso trece jamás había sido construido.
Ellos no lo saben todavía, pero ahora soy yo la que empuja con fuerza. Pronto se enterarán en el edificio lo que es la mala suerte.



Este microrrelato participa en:

certamen microrrelatos ventadepisos.com



lunes, 6 de febrero de 2012

Instantáneas de la irrealidad/13


Hoy lunes, un nuevo dibujo. 

¿Os animáis vosotros a regalarle una historia?

Podéis llevaros la ilustración a vuestra casa.




Debajo de la cabecera del blog hay una página nueva. Allí hay un relato bastante más extenso que lo que suelo publicar aquí. Si os apetece y tenéis tiempo para ello, podéis leerlo y dejarme vuestra opinión.


jueves, 2 de febrero de 2012

Cambalache

Buscó lleno de esperanza el camino de los sueños. Ahora su alma de bandoneón lleva el frío del último encuentro. ­“Primero hay que saber sufrir” le dijo un malandrín asestándole dos puñaladas. El fantasma sigue rodando su cambalache por Belgrano. Le falta amar para poder partir.

Este microrrelato está realizado 
con fragmentos de diferentes letras de tangos.