lunes, 31 de diciembre de 2012

Otro año comienza...


Aquí os dejo mi felicitación con estas tres margaritas a punto de florecer.


Esperemos que el nuevo año sea tan mágico 
como esta mariposa transparente que vino a visitar un día mi jardín


Y aquí van algunos hiperbreves:

Sentido del humor

  • Siempre supe que mi Eusebio llevaba la gracia en el alma. Aunque hace años que se fue, su presencia sigue siendo mi alegría de vivir.

  • El payaso se quita el maquillaje y entonces es el alcohol el que le pinta en la cara la nariz roja y esa sonrisa socarrona.

  • Ante situaciones difíciles, él siempre reía por no llorar. Fue recompensado por ello. Cuando llegó el fin del mundo, él rió el último.


La infancia

  • Él fue todos esos niños: el más amado y feliz, el huérfano, el hijastro, el golpeado, el maltratado, el asesino, el huérfano, el solitario.

  • Ya eres padre, pero te sientes perdido e inseguro. Menos mal que esa mano diminuta entre tus dedos guía tu camino con sus primeros pasos.


Extraterrestres

  • Vinieron hacia nosotros como una horda hambrienta. Solo unos pocos pudimos volver a las naves y escapar de los salvajes terrícolas.

Los vecinos

  • Solo después de haber pulsado el temido botón repararon en que la frontera que los separaba era la misma que los unía.


Poder

  • El dibujante pintó al prisionero contra el paredón, pero los soldados se rebelaron con sus armas recién esbozadas y le apuntaron a él.



sábado, 29 de diciembre de 2012

El gran cambio

“¡Todo es de todos!” saludo rutinariamente a modo de seña, y el guarda me da paso para entrar en el edificio. Tras una ardua jornada de trabajo busco mi cama entre las tantas iguales repartidas por la habitación comunal, y me recuesto a pensar. Es curioso: hemos vencido, ya no existe la tiranía del dinero, a nadie le falta trabajo, techo ni comida y, sin embargo, no soy feliz.




Este microrrelato sobre el fin del mundo (como lo conocemos :-) participó en la convocatoria de la Internacional Microcuentista 

viernes, 28 de diciembre de 2012

El faquir y la paloma.


El faquir llevaba horas sentado sobre la punta de una lanza cuando una paloma se posó sobre su hombro y defecó. Entonces él dijo: ¡Ay!












Este microrrelato participa en el "Vendaval de Microrrelatos de Humor" convocado por la Escuela de Fantasía. Podéis participar hoy, "Día de los Inocentes" dejando en su página vuestro microrrelato como comentario. 


Esta mañana, Microrrelatos Ilustrados ha superado las ¡70.000 visitas!

Muchas gracias por vuestra compañía.  


martes, 25 de diciembre de 2012

Mujer-Sirena

Regreso al mar a que recoja mis lágrimas y me las devuelva con cada nueva ola que acaricie mi cuerpo. El embrujo se ha acabado. Desaparezco en las profundidades del océano hasta que el canto de amor de un marinero me despierte, y comience otra vez el hechizo.




jueves, 20 de diciembre de 2012

21 de diciembre de 2012

Julius Montdevin nació en Toulouse, Francia, a finales del siglo XV. Fue astrólogo y científico, boticario y médico de renombre. Venerado por entusiastas de lo oculto y malquisto por los académicos —que consideraban sus profecías una farsa—, Julius oscilaba entre el mundo de la intuición y el de la razón. En 1512, tras publicar su último manuscrito, creó un brebaje que le permitiría vivir hasta constatar la veracidad de todos sus vaticinios. A lo largo de quinientos años fue testigo mudo de los grandes acontecimientos de la historia, que unas veces coincidían con sus predicciones y otras no.
Esta noche, Julius se encuentra visiblemente desmejorado, pálido y ojeroso. Ya no le queda poción. Su última profecía, la que alude al fin del mundo, tendrá lugar en solo unas horas. Y no puede fallar. Está en juego la poca credibilidad que aún le queda. Por eso, ante la duda, se ha provisto de una buena cantidad de ojivas nucleares.



Este texto participa en la iniciativa 


propuesta por Acuática, del blog No me vengas con historias.

Si queréis leer más cuentos apocalípticos, 
podéis hacerlo aquí.



lunes, 17 de diciembre de 2012

Tarjeta

Este fin de semana hemos tenido como "tarea" del cole de mi hijo hacer juntos una tarjeta original  para estas fechas. Cómo no, os la dedicamos, con cariño:







viernes, 14 de diciembre de 2012

Una de miedo

Este relato ha ganado el "Concurso de microrrelatos de Radio Castellón" 
la semana del 14 de diciembre.  

Algo perverso succiona mi voluntad y caigo atrapado en el más negro abismo. El demonio es como un pulpo que me enreda y oprime hasta asfixiar. En mi cara, desfigurada por el terror, se vislumbra el miedo proyectado en la pantalla. Me como las uñas nervioso mientras me tapo los ojos con un cojín. De repente, la puerta del salón cruje, se abre lentamente y yo grito sin parar hasta que reconozco esa figura que viene a por mí. Me levanta con sus fuertes brazos y me lleva hasta mi habitación vociferando que esas no son horas, que debería estar en mi cama mucho antes de las doce. Entonces me da mi peluche y apaga la luz.



Aquí tenéis el vínculo al audio. 
Es el 14-12-2012 del programa Hoy por Hoy, en el minuto 23. 



miércoles, 12 de diciembre de 2012

La reina sorda

Acuclilladas laboriosamente a sus pies, las costureras cuchichean entre ellas mientras le arreglan los bajos del vestido. Comentan despreocupadas cómo el rey la engaña con cualquier falda que se aviente a su paso, y añaden, entre risas cómplices, que razones no le faltan al monarca con semejante espantajo de esposa. La reina las observa, inmutable. Cuando su traje luce al fin prolijamente acabado, llama mediante señas a los guardias y, con gesto afásico, sentencia a las insolentes llevándose la mano recta al cuello a modo de sierra.  



domingo, 9 de diciembre de 2012

El interrogador

Acabé por eliminarla cuando confesó, ya no me servía. Sin embargo, después de dedicar un par de días a confirmar sus declaraciones, concluí que mintió porque no soportaba más las torturas. Necesitaba saber por qué me seguía y qué ocultaba, así que regresé al bosque y desenterré su cuerpo deteriorado. Desplegué sus párpados, la miré a los ojos y se lo pregunté delicadamente, como debí haberlo hecho antes, pero nada, no respondió. Entonces decidí hurgar en sus ropas para hallar alguna pista —reconozco que se me había pasado hacerlo cuando aún estaba viva— y encontré un papelito con una dirección. Me dirigí presuroso hasta allí y llegué a mi casa. Al advertir un ciclomotor rojo estacionado en la puerta recordé que ella también vestía de ese color. Fue al entrar y ver su gorra tirada en el suelo cuando comprendí, no sin espanto, lo que había pasado. Sobre la mesa del salón estaba la pizza que ella había traído y a su lado, las pastillas para la esquizofrenia que yo había olvidado tomar.  



jueves, 6 de diciembre de 2012

Viaje en el tiempo

“Antes de que vuelva papá a rescatarme al advertir que no estoy afuera como todos, que aún sigo en mi cama mientras la casa se desmorona por el temblor, me despertaré y saldré a la calle; así él no morirá por mí” pienso con fuerza para calibrar la máquina mientras pongo una moneda en la ranura. La cabina entonces comienza a oscilar haciendo ruidos extraños, las luces se encienden y se apagan y me transporto, pero nada cambia, salvo yo al acabar el viaje. Ahora hay en mi rostro una sonrisa. Bajo presuroso. Otro niño aguarda para subir al avioncito de juguete.





miércoles, 5 de diciembre de 2012

Papá Noel no existe

Martín perdió un día la ilusión. Sucedió cuando se lavaba la cara después de largo rato sin dejar de llorar. Para cuando quiso darse cuenta, ya se había escurrido por el fregadero. Y mientras sus padres hacían lo imposible por ayudarlo a recuperarla  —que si el desatascador de goma, que si un alambre doblado en la punta, que si mejor desenroscar el sifón del lavabo antes de que la ilusión desaparezca completamente por el desagüe—, Martín se miraba altivo y sonriente en el espejo del baño. Se sentía tan mayor al saber la verdad…



Este es el microrrelato con el que participo este mes

en el blog: esta noche te cuento

El tema de diciembre es: ...aquella Navidad, de niño.




Podéis leerlo publicado aquí.

lunes, 3 de diciembre de 2012

Restos

El peso inexorable de la vida cae sobre sus párpados, que se cierran definitivamente. Jacinto al fin se siente libre de su decrepitud y se escabulle por la ventana cerrada. Afuera llueve a raudales. Su mujer, que lo ve, piensa que ni así el cielo logrará lavar los pecados de su alma infame. Semihundido en el viejo colchón, a la derecha del lecho conyugal, yace el cuerpo vacío del anciano, arrebujado entre sábanas blancas bordadas primorosamente por Ramona, cuyo esqueleto reposa en el lado opuesto de la cama.  



La foto es obra de Earthquakeboy.


sábado, 1 de diciembre de 2012

Ilustración para Revista Periplo XVIII. Delirios.

Hoy ha salido el último número de la Revista Periplo titulado Delirios, que trata sobre la alienación de la conciencia artística y creativa; ese estado del alma o de la mente en el que se han originado algunas de las creaciones más excepcionales. 

¡No os lo perdáis! Podéis leerlo aquí.

Tengo la satisfacción de participar con esta ilustración,
que podréis ver en la página nº 3 de la revista. 


Título de la ilustración:
Loca-mente creativa