jueves, 3 de julio de 2014

La cueva

Este texto participa en la propuesta "Microrrelatos al azar"
del blog Filias'home.

Los expedicionarios se quedaron espantados, unos creyeron ver la estampa de la Muerte, otros, uno de los Jinetes del Apocalipsis y los demás, nada bueno. Sobre la pared norte de la cueva se erguía la figura grabada de un ser tan espeluznante y extraño, que a no dudar debía ser de otro mundo. El más intrépido del grupo siguió avanzando cámara en mano, mientras los demás lo seguían con cautela. De nada ayudaban las enormes estalactitas que amenazaban con desprenderse del techo. Se oyó un chasquido y un resplandor devolvió, por un segundo, la luz de la vida a los ojos del ser atrapado en la piedra. Los gritos de susto se solaparon con los del guía de la excursión: “¡he dicho que sin flash!”.




6 comentarios:

  1. Muy bueno. Un final sorprendente y divertido.

    ResponderEliminar
  2. Me ha sorprendido el final, muy bueno. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro por esa sorpresa, Maruja.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Me gusta tu sitio y lo que escribes! saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias runner por tus palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar

Gracias por dejar tus comentarios.