sábado, 11 de noviembre de 2017

Conticinio

(Este texto participa en la propuesta de Esta noche te cuentocon el tema: Seres mágicos)


Es esa hora en que todo se cubre de un manto tan negro que tu luz se convierte en un punto, y parece una estrella vista a lo lejos. Hay un silencio vasto retumbando en tu oído. Un instante feroz: la nada reivindicándose. Cuando por fin el sueño te envuelve, una sombra maliciosa franquea la ventana que dejaste abierta, recorre como un torbellino la habitación y antes de irse, te toca. Una risa ya lejana te despierta. Abres los ojos, que son los del gato, y gritas, maldiciendo tu suerte. Desde el alféizar contemplas el que fuera tu cuerpo acurrucado en la cama. La  imagen desgarradora de un humano desnudo arañando las sábanas y emitiendo agudos maullidos. 





martes, 24 de octubre de 2017

El accidente

“Que todo vuelva a ser como antes” deseó la niña y sopló con fuerza. Su gemela, que había deseado lo mismo, lloró de impotencia al comprobar que, otro año más, las velas de su tarta de cumpleaños se apagaban solas. 





domingo, 24 de septiembre de 2017

Jeanne

(Este texto participa en la propuesta de Esta noche te cuento, con el tema: Artistas)

Lleva tiempo con esa media sonrisa y la cara le tira. Piensa en lo mucho que odia posar, pero aun así continúa. Se recoloca un mechón rojizo detrás de la oreja y mira con sensualidad. Entorna los ojos. Ladea la cabeza. Sacude su fina cabellera para crear un poco de volumen. Prueba ahora con un sombrero amplio y el dedo índice reposando en el mentón.
Es un yo cambiante. Hay un llanto oculto tras aquella sonrisa indulgente. Una expresión oscura suavizada por colores brillantes. La certeza de lo fugaz contenida en la inmortalidad de una imagen. Ansía tanto desprenderse de sí misma… por eso decide saltar al vacío, a pesar de toda la vida que la habita.
Sin embargo, la eternidad acude siempre a rescatarla. Ahí está ella, la de las múltiples miradas. La que pasea su rostro por galerías y libros. La amada musa de Modigliani. 

Imagen del concurso por Blanca Oteiza

Si no conocéis a Jeanne.


jueves, 10 de agosto de 2017

Vivencias extremas

(Este cuento participa en la propuesta de Esta noche te cuento, sobre viajeros y viajantes)

Marta entrechocaba las palabras hasta que salían oliendo a chicle de fresa. De vez en cuando una pompa rosa explotaba junto a un: «¿y si robamos un banco?», «¿y si después nos vamos lejos?». Juancho asentía, condescendiente, mientras pensaba que vaya locuras se le ocurrían.

«Si no hubiese estado tan colado por ella ahora todo sería diferente», rememoró mientras deslizaba la mopa por los pasillos. Al principio fueron pequeños hurtos en el pueblo. Ya en la capital se atrevieron con una joyería. La huida los llevó a Francia y desde ahí fue un no parar: una sucursal bancaria en Nancy, otra en Bruselas… Se sentían invencibles, demasiado confiados. En Suiza subestimaron el tiempo de respuesta de la policía y tuvieron que escapar a toda prisa por la azotea. Marta calculó mal el salto y a él lo encerraron allí.

Un enfermero se acercó e introdujo dos pastillas en su boca entreabierta.

Arrastrando torpemente la mopa, Juancho se afanaba en continuar inventándose recuerdos: Eugenia y él sobre el rompeolas, después de trepar entre resbalones y risas las piedras. Ella señalando hacia el puerto con una repentina idea enardeciendo su voz: «¿Y si birlamos aquel velero y nos echamos a navegar?».





domingo, 14 de mayo de 2017

Musa espectral

Este microrrelato ha sido seleccionado como uno de los cinco ganadores de esta convocatoria bimensual de Esta noche te cuento. Tema: "Escritores y personajes".

Cuando acepté la propuesta de Nicolle de escribir su truculenta historia, nunca pensé que la muerte podía ser contagiosa. Sus apariciones se fueron tornando más frecuentes e intempestivas a medida que avanzaba el libro, y al poco tiempo yo también me veía como un fantasma. Noche a noche su presencia seductora me quitaba el sueño, y la cordura. Acabé por encerrarme en aquella habitación que albergaba su atormentado espíritu, con el afán de transcribir palabras sórdidas que hablaban de sexo, prostitución, traiciones, y un sangriento final.

Al principio la anciana dueña de la pensión me traía la comida y, mientras sacudía las sábanas, me contaba lo bien que había cuidado siempre de los escritores que habían pasado por allí. Aunque, cercano ya al desenlace de la novela, dejó de hacerlo. Yo continué escribiendo hasta desfallecer.

Días después la antigua Madame entró en el cuarto con un pañuelo en la nariz, protegiéndose del olor que emanaba mi cuerpo. Apartó mi cabeza, que reposaba sobre las últimas páginas, y recogió con mimo el manuscrito. Antes de llevárselo cambió mi firma por la de Mort Farragan, el famoso escritor de novela negra. 




miércoles, 18 de enero de 2017

Cuento de invierno

(Este cuento participa en la propuesta de Esta noche te cuento, sobre perros y gatos)

Las orejas largas en vaivén, el hocico brillante, los ojos juguetones, ansiosos. Lalou cavaba frenéticamente alternando las dos patas delanteras, creando una montaña de tierra reseca y una nube de polvo a su alrededor. Paraba de vez en cuando y, sin dejar de jadear, observaba como el hoyo iba creciendo. Como sus expectativas de encontrar  allí a su amo. Sin embargo, en cuanto comenzó a entrever la madera, su actitud cambió. Aulló, giró en círculos y se acurrucó sobre el féretro. Las gárgolas de la torre solo vieron un pequeño bulto color canela en la álgida oscuridad del cementerio. Desde lo alto todo parece perder su relevancia. Quizás por eso el viejo Julien Baptiste aún merodeaba entre las tumbas.  
Un olor conocido, a tabaco y libro rancio, envolvió al perro en su ensoñación. No le faltaron las caricias, las palmadas en el lomo ni un cálido regazo donde olvidarse del frío que se le iría metiendo en el cuerpo durante la noche.
Y como no todos los sueños  buenos se disipan al llegar la mañana, Lalou nunca despertó. 




sábado, 31 de diciembre de 2016

2017


¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!


Una de las alegrías de este año ha sido la publicación por parte de la web Esta noche te cuento de "Un tiempo breve", un libro recopilatorio conmemorando sus cinco años de andadura. Tengo la dicha de participar en él con dos microrrelatos y la ilustración de la cubierta.




sábado, 3 de diciembre de 2016

Distancias

Ejercicio literario propuesto en los "Viernes creativos" del blog: El Bic Naranja

Me acuerdo de cuando mi abuela mató a mi gata. Le puso vidrio picado en la comida. Lo supe porque cuando volví de la escuela me encontré los restos en el plato del jardín en el que yo solía ponerle las sobras. Y había también vómitos de sangre entre las hierbas y sobre el muro bajo que separaba la casa con la del vecino. Lloré, claro. Y la tristeza era tan grande como la rabia. Yo tenía unos seis o siete años por aquel entonces, y había acogido a esa gata callejera unos meses atrás. Venía a visitarme al patio todas las tardes. Yo la alimentaba e intentaba acariciarla. Era algo arisca, pero de ojos profundos y cálidos. El pelaje negro le brillaba tanto que no recuerdo bien la distribución de sus manchas blancas. La gata se quedaba conmigo mientras yo examinaba los insectos, escarbaba en la tierra con un palito o me sentaba a comerme un mango anaranjado y fibroso que acababa de arrancar del árbol. Mi hermano decía que la gata era igualita a una que habían mandado en un cohete unos años atrás, que él lo había visto en una revista. Por eso aquella fatídica tarde me obligué a pensar que ella no se había ido al cielo, (que de allí no se volvía), sino que había viajado muy, muy lejos: al espacio. 





jueves, 10 de noviembre de 2016

jueves, 3 de noviembre de 2016

Creación. Encuadernación Belga.

Os dejo una muestra de mi último trabajo de encuadernación



 Portada en técnica mixta: pintura a mano y collage.


Cuaderno tamaño A5. Papel rústico apto para dibujo. 





martes, 12 de julio de 2016

Jubilación

Se alejaba despacio con su macuto al hombro y el sombrero de paja hundido en las sienes que apenas ocultaba la piel ajada de su cara. Entre siembra y siembra se había pasado la vida en los campos, con la sola compañía de parcos labriegos y algún que otro perro que no cesaba de ladrarle. Y también estaban los pájaros, claro. Esos desgraciados que nunca se habían atrevido a acercarse y que ahora lo despedían revoloteando sobre su cabeza con un sonoro jolgorio. 






viernes, 3 de junio de 2016

Encuadernación Copta: Rainbow


Cuaderno tamaño A5. 
Las tapas están forradas con una tela rústica de algodón, 
que previamente teñí de forma artesanal.




sábado, 30 de abril de 2016

Encuadernación tradicional: Diario

Este es mi nuevo trabajo de encuadernación

Un diario personal con ilustración original en la portada. 


En formato cuadrado 15 x 15 cm




miércoles, 16 de marzo de 2016

Palabras inventadas

He tenido la suerte de que las dos palabras que envié al "I Concurso de Palabras Inventadas", convocado por Taller de Escritores, se encuentren entre las 133 seleccionadas, de un total de 2319 recibidas. 

Aquí podéis leer todas las palabras seleccionadas
y aquí la ganadora junto a las cuatro finalistas


Inflamundo

Lugar de castigo al que se dice que van los balones suicidas. 


Golosinera

Lugar donde se llena de gasolina el coche y de dulces el estómago de los niños. 




Mías son las definiciones, las palabras son de mi hijo Daniel, dichas con total espontaneidad :-)


martes, 15 de marzo de 2016

I Antología Literaria Digital El Narratorio

Estoy encantada de formar parte de este proyecto. 
Mi microrrelato "Alta tensión" está incluido en la I Antología Literaria Digital de "El Narratorio". 


Podéis leerla aquí, y en El Narratorio blog.