domingo, 8 de abril de 2012

Génesis

Gracias a ti existo. Unidos, mi cuerpo nace. Tu aliento me insufla vida. El brillo de tu mirada da luz a mis ojos. Tus labios, jugosos como fruta madura, son el elixir que me alimenta. Tú me conviertes en Yo, y desde allí, me precipito al vacío del no ser cuando te vas.



16 comentarios:

  1. Y cómo hacer que ese amor no de miedo frente al espejo...

    Cruda posesión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Existir solo como un reflejo en la mirada del otro... Sí, es un amor que da miedo.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Existe algo más puntual que el reloj: el espejo.

    La escritora se miraba en sus propias obras como las viejas damas en los espejos, buscando una confirmación de su vigorosa, primaveral, intacta vitalidad...

    Un beso,Sara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuestras obras son un poco un reflejo de lo que somos. Y por eso tal vez nos gusta tanto buscarnos en ellas, aunque seamos conscientes de que lo mejor es liberarlas. Creo que existe una especie de interdependencia entre el que crea y su obra. ¿Es el hombre la única obra capaz de interrogarse a sí misma?
      Un beso.

      Eliminar
  3. Esa dependencia del otro puede ser terrible.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Terrible e insana, pero muchas veces se da...
      Besos.

      Eliminar
  4. No sé lo que me gusta más si el texto o el dibujo. La ilustración es impresionante, ¿Cómo se puede decir tanto con tanto solo dos líneas pintadas? Eres un portento. Coincido con Elysa, esa dependencia no puede traer nada bueno. Un beso de domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mar. Le tengo especial cariño a este dibujo que, como dices, es el fruto de dos líneas espontáneas cruzándose.
      Un beso de lunes mañanero :-)

      Eliminar
  5. Cuando se ama de esa manera, uno de los dos desaparece. Y eso no es vida. Lindísimo el dibujo, Sara.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En una relación ambos deben existir por sí mismos. El amor une, no aplaca.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. ¡Guau! Esta vez la ilustración me ha dejado estupefacta.
    Del texto se puede deducir un amor enfermizamente dependiente y posesivo.

    Un abrazo, Sara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si son solo dos líneas... a veces menos es más :-)
      Para algunos así es el amor...
      Besos.

      Eliminar
  7. Belleza en estado puro: por las palabras, por la dulzura del mensaje, por la imagen...

    Bravo, Sara!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Patricia. Intento que imagen y texto se complementen...
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Dulce unión. Intensa, pletórica. Confiemos en ella y que el tiempo no la cambie.
    Un beso Sara

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios.