miércoles, 18 de abril de 2012

Galería de hiperbreves


El fumador, aterrado al ver que sus dientes se iban pareciendo a los de la foto de la cajetilla, decidió, al fin, usar la pasta dental.



Por esa llamada de teléfono fue premiado con un viaje para solteros, un avión estrellado en el mar y un naufragio con ella en una isla desierta.



Cuando comenzó a salir vapor de la cazuela, la langosta gigante me miró con sus enormes ojos y exclamó: “¡Qué rico, el humano casi está en su punto!”



El jugador de futbolín cobró vida. Al moverse se sintió fuerte. Al pensar se sintió importante. Al crecerle la tercera pierna se sintió invencible. 



El teléfono sonaba doblemente en su cabeza. El insistente timbre de llamada era de su amante; los golpes con el aparato, de su mujer.



—El zoo nunca me pareció lógico —pensaba el hombre en su jaula mientras los monos, desde fuera, le daban de comer.



—Esta bandeja de oro ya no me sirve —se lamentó el antiguo rico en la tienda de empeños después de despedir a la criada.



Apretujadas entre los cuerpos las dos sombras se apareaban. Al cabo de unos meses otra sombra pequeñita vería la luz.



El aborigen sopla la caña y expele un dardo que me envenena, induciéndome a un sueño eterno sobre un aborigen que sopla una caña…



Time out

¡Otra! ¡Otra!, le gritan todos. No se resignan a creer que el telón de su vida ha bajado definitivamente.


Asesino ecológico

Le gusta la fruta sin pesticidas. Ayer se comió una manzana, para matar el gusanito.



28 comentarios:

  1. Me suenan algunos de mi tan añorado Cuenta 140, aunque igual me equivoco.
    Un placer leerlos. Aunque no siempre comente, casi siempre aplaudo en silencio(y con cierta envidia) tu talento.

    ResponderEliminar
  2. Sí, algunos de ellos nacieron allí. Hoy me los encontré arrinconados en un archivo, y me apeteció compartirlos.
    Gracias por leerme, CDG.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Sara, que cascada de buenos hiperbreves. Los hay de muy buena calidad. Además dan que pensar con su doble sentido.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El doble sentido los hace más extensos :-)
      Gracias, Nicolás. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Tu galería de hiperbreves es muy buena, me gustan todos pero el del "gusanillo" es genial.

    Sabes, por la ironía me has recordado los aforismos de Juan Ramón Jimenez.

    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi todos tienen su punto de ironía.
      Gracias, Cabopá por pasarte por aquí y comentar. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Excelentes. No ignoro que muchos de tu hiperbreves no son fruto de la inspiración, sino del trabajo y una buena memoria... En ella anidan, en una hermandad equívoca las ideas propias y las ajenas. Pero tú tienes los recursos necesarios y la genialidad para distinguirlas. Algunas podrían ser perfectamente el comienzo de un capítulo de mi novela.

    En fin. Ha sido divertido leerlos. ¿ Diremos " simio " por similitud con los hombres ...?

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y entre tanto simio ya no sabremos reconocernos...

      Algunos son más pensados y otros más espontáneos. Estos micros fueron escritos bajo el marco de un concurso que limitaba los caracteres e imponía un tema de inspiración.

      Un beso, Amigo mortal.

      Eliminar
  6. ¿ Alguien me puede explicar qúe pasa hoy en los blogs ?

    ResponderEliminar
  7. Recuerdo algunos del concurso de Montero Glez., otros no me suenan, pero todos tienen el toque lewiniano.
    Me quedo con el de las sombras, es muy naïf :-)

    Un beso, Sara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Lewiniano" me ha hecho gracia. El de las sombras efectivamente es el más directo y naif.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Una galería para disfrutar: no logro encontrar, entre tanto hiperbreve bueno, uno aolo para nombrar como mi favorito.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para pasar un buen rato, que para eso también estamos :-)
      Un beso.

      Eliminar
  9. Ciertamente me recuerdan al 140. Me gustan más extensos, te saboreo más, te siento más cercana en ellos. De todoas maneras no quiero decir que no me gusten, especialmente el primero, aún me duele la tripa :))
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo, Cormorán, porque te confieso que yo tampoco me reconozco en ellos. Hacía un año que no los leía y me doy cuenta de como he cambiado. Y seguramente eso nos pasará mañana con lo que escribimos hoy.
      Con el primero espero que no se ofendan los fumadores :-)
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Gracias por el buen rato que he pasado con estos hiperbreves.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que hayas pasado un buen momento leyéndolos.
      Besotes.

      Eliminar
  11. Buen despliegue de hiperbreves. Me quedo con el conjunto de ellos.

    Un saludo indio
    Mitakuye oyasin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, David. Juntos se leen mejor. Un abrazo.

      Eliminar
  12. La verdad es que están buenísimos, ya los compartí en g+ así más gente puede disfrutarlos.

    Me encantó este: "—Esta bandeja de oro ya no me sirve —se lamentó el antiguo rico en la tienda de empeños después de despedir a la criada."

    Cada cual acomoda la realidad como le place (o como le sale), jaja.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por compartir, Juan.
      Una bandeja que no sirve ya no sirve para nada :-) Aquí hay cada vez más de esos pasando por las tiendas de empeño.

      Un abrazo.

      Eliminar
  13. No sabría cuál elegir... Si es que uno pretende seguir con esa actividad tan humana de elegir.
    Un despliegue de ingenio.
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para qué elegir si podemos quedarnos con todo...
      Gracias, Humberto.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Llego a estos hiperbreves de la mano de Juan Ojeda, que los colgó en Google +, y como hacía tiempo que no pasaba por tu blog, ha sido un acierto este reencuentro. Me gustan mucho estos hiperbreves limpios, contundentes, con doble punto de vista y sentido del humor. Son como un reflejo engañoso en el miniespejo del pintalabios... sólo vemos la realidad por un agujerito.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por qué será que incluso teniendo amplitud de mirada solo vemos la vida por un pequeño agujerito, ese que dictan las conveniencias, las costumbres, los agrados...
      Yo también te he reencontrado esta semana gracias a "Tú y yo" ese micro tan bueno como original :-)
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Varios me gustan mucho, especialmente el segundo. Eso sí que es forzar una relación.

    ResponderEliminar
  16. Qué buena colección, Sara, algunos me han hecho sonreír, y me ha gustado especialmente el segundo y el penúltimo. Pero para mí el mejor es el primero: tantas veces nos quedamos en lo superficial, sin buscar soluciones que sean efectivas de verdad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios.