domingo, 30 de marzo de 2014

El cortejo

Me dices entre susurros tantas cosas empalagosas y absurdas: que me tatuarás las patas y el lomo a besos, que si dejo que me montes me convertiré en mujer… ¡Ja! Lo que hay que oír. Y tú, joven humano ¿te convertirás en un vigoroso cervatillo?


Inspirado en esta fotografía de Eric Morales

Este texto participa en los Viernes creativos
de Escribe finoel blog de Fernando Vicente. 

8 comentarios:

  1. Lo que hay que oír ;-)
    Qué de cuentos de viernes, llegar la última debe hacerlo más complicado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Jeje. Llegar la última es difícil, porque parece que ya está todo escrito :-)
    Un abrazo, Anita.

    ResponderEliminar
  3. qué va Sara. Hay que ver lo que da de sí un viernes.

    Sobre todo con la fantasía, como en el tuyo-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Da y mucho, Elena. Es que la foto es una mezcla de cuento de hadas pero en la habitación de un motel... Como una fantasía un poco burda jaja.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Y sí, se convirtió.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ya ves. La foto lo atestigua :-)
      Un abrazo, CDG.

      Eliminar
  5. Hola, bonito blog. Por ciertro, acabo de iniciar el proyecto 365: escribir un relato por cada día del año. Si quieres seguirme, mi blog es: http://pepitas-de-oro.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Rubén. En el post anterior me dejaste un comentario igualito a este y ya te contesté, y me pasé por tu blog y te di la enhorabuena. Espero que no conviertas la invitación en spam :-)
      Un saludo. Y suerte en tu proyecto.

      Eliminar

Gracias por dejar tus comentarios.