lunes, 13 de junio de 2011

Náufrago

Soy el único habitante de tu isla desierta. Llegué a nado voluntariamente, pero ahora soy un triste náufrago hundido en tu soledad. Hurgando en tus dunas encontré un corazón de coco, duro por fuera pero que contiene toda el alimento que necesito para aguantar hasta que los continentes vuelvan a unirse y ya no estemos aislados del mundo.



13 comentarios:

  1. ¡Uf! Intenso e inmenso micro.
    Como siempre, un placer pasar por aquí y leerte, Sara.

    Un besote.

     

    ResponderEliminar
  2. Poético y terrible.
    Se me ocurre una oración: por favor, Dios mío, no me permitas ser esa isla.

    Beso grandote

    ResponderEliminar
  3. uff que duro, vivir con las auriculas y los ventriculos en continentes distintos.

    Corazoncito sigue latiendo, que cada latido que marques es uno menos para el extasis final, ese en el que se volverán a unir.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Como siempre, un placer tenerte a por aquí, MJ.

    Tampoco yo desearía naufragar en esa isla, Patricia.

    Me ha encantado tu frase Nuria. Aguantará lo que sea con tal de llegar a ese éxtasis final en que los "continentes" se unan.

    Abrazos fuertes para las tres y gracias por leerme.

    ResponderEliminar
  5. Pues yo debo estar espeso a esta hora. No sé si interpretarlo en clave de amor (aunque sin mucha alegría) o de desamor. Pero me gustaaaaa. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Pues yo estoy como en el comentario de arriba, espesa y en la duda, pero igual me gusta como suena.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Luis y Elysa. Creo que no soy vosotros los "espesos" sino el micro, que es un tanto metafórico y tal vez no se entiende bien.

    Abrazos para ambos.

    ResponderEliminar
  8. Dominas los micros poéticos.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Probando, probando, desastre-maria intenta enviar un comentario !temblad seres inocentes de la tierra!! jeje
    allá vaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  10. ¿Quién dijo miedo??? lo conseguí, voy a probar al 280, gracias Sara, muchas gracias, como siempre un placer.

    ResponderEliminar
  11. Hola Torcuato. Qué alegría verte. Muchas gracias por tu comentario. Besos.

    Marga, me alegra que lo hayas conseguido. Espero que lo logres también con las demás páginas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Complicado naufrágio, como todos. Deseosos de empezar en una nueva tierra, descubrimos que son áridas a como las soñamos. Resignados buscamos en los recuerdos de nuestra primera intención, de lo que nos impulso a dirigirnos a aquella isla. Y allí, alimentándonos de esos recuerdos, permaneceremos hasta hacerlos realidad

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios.