domingo, 25 de marzo de 2012

Doble vida

Antes mi vida se dividía entre la formalidad y la calle. Hasta que un día fui arrancado de cuajo de aquella esquina, como el viejo árbol que cubría de sombra mi secreto. Ya a la luz, me sentí repudiado por todos, incluso por aquellos a los que amaba. Ahora me rehago distinto. Yo salgo íntegro a la calle, mientras ellos se quedan encerrados en mi armario.




14 comentarios:

  1. Zas! en toda la cara!...hay que ser dentro y fuera, sin problemas, como uno es, p´alante!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, Juanlu. Siempre p'alante, sin importar lo que digan los demás.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Terrible dolor vivir dividido. Ajora ...encerrados en el armario? Un micro genial con varias interpretaciones.

    Me encanta leerte, Sara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes era él el que se encerraba en el armario, ahora encierra a los demás... mejor interpretarlo en plan metafórico :-)
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Es duro tener que verse obligado a llevar una doble vida, al final aunque sea duro lo que te obligue a salir a la luz, creo que sales ganando.

    Besos Sara muy buen relato,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, salen ganando. Porque los afectos que se pierden por esa razón en realidad no valían la pena.
      Gracias, Yashira. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Lo que está escondido sale a la luz pese a quién pese ¿no?

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre encuentra un resquicio para salir.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Mejor así, ser árbol sin miedo, expuesto al sol y al viento, y, si hace falta, a las meadas de perro, pero ser un@ mism@ al fin y al cabo, con todas las consecuencias.

    Muy buen post Sara, esa ilustración está genial.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ximo. El dibujo lo hice en una pequeña libreta, donde surgió también el texto. La aburridas esperas pueden ser una gran fuente de inspiración.
      Besos.

      Eliminar
  6. Puestos en la cornisa de un armario siempre son preferibles las alternativas de inversión,

    Así se toma por la solapa al prejuicio cuando pone cara de lógico,

    Me encantó. Por aquí me quedo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Juan. Me alegra verte en mi blog. A mi me encanta la locura de tus letras.
      Nos leemos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Dicen que si es una rosa, florecerá. Y así es.
    Abrazo, otro.

    ResponderEliminar
  8. Las dobles vidas tiene lo doble de todo, para bien y para mal. Por el momento tengo de sobra con una sola. Eso creo yo, luego, mi otro yo, te contará algo distinto. Por variar más que nada :)

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios.