sábado, 31 de marzo de 2012

El reencuentro


Camina despacio para no llegar. Sabe que allá lejos, donde el sendero se diluye en la niebla, comienza el bosque de las ánimas. Y tiene miedo. Aun así continúa. Algo sobrehumano le empuja a andar en esa dirección, una fuerza descomunal —y a la vez tan sutil— como la tierna voz de su madre llamándolo al oído. Un rechinar de dientes marca su paso mientras imagina, expectante, lo que le espera. Sin embargo, ese reencuentro fantasmal, amparado por el abrazo verdinegro de los árboles, no sucederá esa noche. Se quedará acurrucado en la hierba, indefenso, aguardando el milagro. Las ramas silbarán para él y acunarán su miedo. Las fierecillas salvajes merodearán a su lado demostrándole quién manda. En la tenebrosa oscuridad de la floresta, Kimbu no podrá cerrar los ojos.
Será al despuntar el sol —mientras inicie, cabizbajo, el camino de regreso— cuando al fin se le presente su madre, y le diga que ha superado la prueba, que es un joven valiente, y que ya no la necesita.



Con este texto he quedado finalista en el 
esta noche te cuento...

aquí podéis leer los textos ganadores y finalistas.


37 comentarios:

  1. Ya comprendo por qué es finalista.
    Un micro exquisito, Sara

    Enhorabuena

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto, atravesar el primer bosque es un poco atravesar todos los bosques (y volver a nacer).

    Felicitaciones por el lugar, merecidísimo sin lugar a dudas. Es hermoso como está escrito el micro, cruzamos el bosque junto a Kimbu.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese primer bosque, esa primera noche oscura en soledad es lo que más cuesta.
      Gracias por tus palabras, Juan.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Sara, Felicidades, precioso micro, muchas veces en la vida nos sentimos como ese Kimbu de tu relato, la vida está poblada de bosques que hay que transitar. Este de las letras es de los mas acogedores.
    Compartiremos libro, y eso me gusta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Transitar este bosque de letras junto a gente como tú es una gran satisfacción, Xavier.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Felicidades, Sara. Una preciosa prueba de superación.
    Un abrazo, Campeona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Miguelángel. Campeona soy por teneros de lectores, por disfrutar de vuestras visitas.
      Besos.

      Eliminar
  5. El miedo a veces nos atenaza tanto que solo con el recuerdo de los que amamamos, aunque ya no estén, nos ayuda a superarlo.
    Felicidades!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana. Qué bueno volver a verte por aquí. Me gusta tu lectura del texto. Siempre nos hace bien sentir que los que amamos están allí para apoyarnos.
      Besos.

      Eliminar
  6. Enhorabuena, Sara! Mercidísimo premio, sin duda.
    Se siente el aliento nervioso, el sudor, y al mismo tiempo ese algo que nos empuja a seguir, el no querer defraudar a la madre. También el saber que si ella quiere que crucemos es porque está bien hacerlo, aunque asuste.
    Seguro será un libro fabuloso ;))
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maquinista. ¿Quién no estaría dispuesto a llegar a los lugares más recónditos si con ello consiguiese volver a ver a los seres queridos que ya no están?
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. ¡Enhorabuena!
    Es precioso tu relato, no me extraña que seas finalista.
    Voy a ver más...
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro disfrutarás leyendo a los ganadores, finalistas y en general a todos los textos enviados al concurso: huelen a bosque y a naturaleza :-)
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Enhorabuena Sara!!!
    Me has sorprendido, pensaba que era un relato de fantasmas.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay una atmósfera fantasmal en el cuento. Y está la madre de Kimbu, deseosa de que su hijo corte el hilo de su recuerdo y continúe sin ella.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. wauu! me gustó mucho. Felicitaciones por el puesto. Saludos desde Argentina :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julián ¿Cómo estás? Me alegra verte de nuevo. Muchas gracias. Y un saludo a esa Argentina que llevo tantos años sin volver a ver :-)
      Besos.

      Eliminar
  10. Felicidades Sara, es sutil y de extremada belleza tu texto.
    Me alegro mucho de que tu prosa adormezca los sueños de quienes se alojen en esas bellas casas rurales.

    Un beso y enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece una idea estupenda lo de los cuentos para los huéspedes. Y me encantaría este verano pasarme por esas bellas casas rurales. Hay muchos parajes de España que todavía me quedan por conocer...
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Sara enhorabuena te deseo feliz semana. Un cordial saludo desde…
    Abstracción textos y Reflexión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José Ramón. Muchas gracias por tu comentario y por la visita.
      Un saludo.

      Eliminar
  12. No entiendo esa costumbre tuya de presentar tus obras a concurso, como si tuvieras que demostrar algo, no a los demás, sino a ti misma...

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad uso los concursos como fuente de aprendizaje e inspiración. Me gustan los que proponen un tema o suponen un reto. Este cuento surgió gracias al certamen, pensando en el bosque, empatizando con Kimbu. A mí este cuento me gusta, más allá del resultado que haya tenido o no en el concurso. Y en realidad eso es lo importante.

      Yo tampoco entiendo siempre por qué la gente acostumbra a comportarse de tal o cual manera. Y también hubo una época en que me empeñaba en analizarlo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Enhorabuena Sara, precioso relato, y merecidísimo lugar va a ocupar en ese libro, siempre es un placer leerte, además de disfrutar de tus ilustraciones.

    Besos desde mi mar,

    ResponderEliminar
  14. Felicidades por el relato esta muy bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste el relato, Entintades. Gracias por la visita.

      Eliminar
  15. ¡Enhorabuena, Sara! Es un texto muy bueno de superación y recuerdos. No me extraña que lo eligieran.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Elysa. Sí, es un texto de superación, del paso de una etapa a la otra a través de una iniciación. Quizás del dejar atrás la inocencia...
      Besos.

      Eliminar
  16. Desde La Esfera Cultural, te damos la ENHORABUENA.
    Un saludo,
    Francisco Concepción

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amigos de La Esfera. Me hace muy feliz teneros por aquí. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  17. Sara, ¡Enhorabuena por la mención! Es un gran texto que homenajea al bosque.

    Un abrazo y a seguir así de bien.

    ResponderEliminar
  18. Sara qué alegría, he estado de vacaciones y hasta ayer no pude ponerme un poco al día. Este texto de iniciación te ha quedado maravilloso, excepcional finalista. Me encantará estar contigo en ese libro de mesilla de noche.
    Estás que no paras chica, también te he visto finalista en Paseando con fantasmas de Páginas de Espuma. Lo bueno brilla por sí mismo. Mi más admirada enhorabuena y que pases unas estupendas vacaciones, hasta el lunes. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mar. Ha sido una grata sorpresa. Enhorabuena para ti, excelente tu relato, como siempre.
      En Paseando con fantasmas no he sido finalista, simplemente he publicado los micros que escribí para su propuesta.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  19. Un excelente relato sobre iniciación.

    ResponderEliminar
  20. Como un rito iniciático, tribal y profundamente humano. Enfrentarse al propio miedo, para superar el miedo y ponerse a andar por la vida.

    Me ha encantado Sara.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios.