viernes, 23 de agosto de 2013

Otras dimensiones

Siempre que Óscar tendía sus calcetines blancos unisex recién lavados se encontraba con que la marca del talón (esa que se forma con el uso) no correspondía con el 45 que calzaba él, sino con el roce que dejaría un pie de mujer del 36 o del 37. A Adela, la que vivía en el mundo que había detrás de la puerta de la lavadora, le pasaba lo mismo, pero a la inversa. 



Con este microrrelato participo 
en los Viernes creativos del blog 
Escribe fino, de Fernando Vicente.



12 comentarios:

  1. Mucho más discreto y moderno que el mundo de detrás del espejo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad. Si observas largo rato el girar tan rápido del tambor de la lavadora verás que es mágico, hipnótico, un pase a otra dimensión.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Vengo de Viernes creativo, a conocerte mejor ...
    me quedo en tu blog, fantastico

    Besos ♥♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Tramos. Bienvenido. Gracias por la visita y por tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Estoy de acuerdo con Miguel Angel. Y creo que el mundo que hay del otro lado de la lavadora, apareció con el modernismo: antes había que coincidir con un espejo mágico, etc.
    ¡Muy buen microrrelato! Un saludo, Sara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y ahora el pase a otros mundos se dará con el iphone :-)
      Un abrazo, Diego.

      Eliminar
  4. Lo vi en casa de Fernando. Este fue de los que más me gustó. Jejeje, muy a lo Millás. Es fascinante pensar en ese otro mundo tras el biombo. Algún día me animo. No a entrar, a participar en lo de los viernes.
    Otro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me fascinan esos otros mundos escondidos.
      A ver si te animas a participar...
      Un abrazo, Miguelángel.

      Eliminar
  5. ¡Qué bueno, Sara! Estoy de acuerdo con Miguelánge; tiene un perfume muy Millás. Me ha encantado imaginar ese mundo al otro lado de la lavadora.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  6. Sara, te felicito por este microrrelato. Es un subgénero literario que me fascina pues se dice tanto con tan pocas palabras. Te invito a mi blog que recién acabo de abrir. Saludos.

    Aldonza

    http://lecturaalahoradelte.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. Bueno, ya había escrito mi comentario pero no sé si se ha quedado registrado, así que lo repito.
    Decía que me parecen muy interesantes los microrrelatos que cuentan toda una historia con pocas palabras. Te felicito por tu blog, yo acabo de abrir el mío y aún soy novata como bloggera pero espero hacerlo con calidad. Te invito a que lo conozcas:
    http://lecturaalahoradelte.blogspot.com.es/

    Un abrazo.

    Aldonza

    ResponderEliminar
  8. Bueno, Sara, que nivel hija. Abducido por el relato y por la espiral del centrifugadpo que ahora miro intentando encontrar seres animados.
    Abrazos

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios.