miércoles, 12 de junio de 2013

Engendros

La sirena cautiva vomita pulpos de siete patas en la taza del váter y vuelve a sumergirse en la bañera. Dentro del agua fría rememora las profundidades abisales que la vieron nacer. Esta sensación placentera solo dura unos minutos, los que restan hasta la próxima arcada. Se levanta despacio. La pesadez de su vientre preñado ya empieza a notarse. Tras echar en el retrete todos los mares del mundo se mira al espejo. Es un pez monstruoso. Eso mismo pensó el pescador cuando la vio enredada en la red; pero poco le importó al comprobar que, de cintura para abajo, era una mujer de piernas largas y torneadas.




La frase de inicio obligatoria era: "La sirena cautiva vomita pulpos de siete patas en la taza del váter".


30 comentarios:

  1. Nos muestras una sirena muy diferente a las que estamos acostumbrados a descubrir en otros cuentos, pero todo es posible en nuestra imaginación y en esta ocasión te brinda la oportunidad de crear un giro que tal vez otros llevaban mucho tiempo buscando. A mi me parece sencillamente genial. Y el dibujo francamente espeluznante.
    Enhorabuena Sara.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Juancho. La frase de inicio ya era de las más imaginativas. Fácil fue continuar con esta historia de bella-bestia.
      Me lo pasé muy bien creando esta "cara de pez" tan monstruosa. No será guapa, pero sí que es simpática :-)
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Una sirena monstruosa. Cuando comienzas a leer miras el dibujo, y pones toda la atención en él. Así lees, paso a paso hasta que dentro descubres la verdadera realidad de esta pobre sirena que el mar acabó engendrando.
    El dibujo parece un alien. No dan ganas de besarla.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Besarla? Desde luego que no jajaja. Aunque parece que el pescador tenía otros intereses...
      Habría que explorar más el fondo marino ¿Y si están ahí y no salen a la superficie? ¿Y si para ellos los monstruos somos nosotros?
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Sara, has cambiado por completo la fisonomía de las sirenas, como te pesquen verás. La frase de inicio hay que reconocer que no era sencilla, y por tanto, condicionaba mucho.

    Buen intento y suerte para próximas ediciones.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La frase de inicio condicionaba mucho la historia, era larga y daba muchos datos concretos. Casi te diría que cualquier intento parece una continuación del micro ganador de la semana pasada (que por cierto, me encantó).
      Gracias, Nicolás. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Bueno, unas buenas piernas pueden enceguecer a cualquiera, me hago cargo.
    Un abrazo, Sara.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A algunos les basta con cerrar los ojos...
      Un abrazo, Humberto.

      Eliminar
  5. Y nos lo queríamos perder. Esto sí es darle la vuelta. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una sirena al revés tiene sus beneficios, pero también sus pegas :-)
      Un saludo.

      Eliminar
  6. Menuda frasecita, pero tú la has integrado estupendamente y además con ilustración terrorífica.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La imagen de la sirena en el espejo merecía ser plasmada :-)
      Un abrazo, Rosa.

      Eliminar
  7. Genial sacar un texto de esa frase por imposición, pero hacerlo además con esa soltura y con una pegada tan potente.. sólo queda aplaudir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Miguelángel. Tendrías que haber sido tú el jurado del concurso jajaja.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Permitime reirme un poco. Es más linda que mi suegra.
    ¡Viste por donde buscamos la estética femenina los hombres! Muy buen texto.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿De verdad? Mmmm no te creo :-)
      Eso de "lo que más me atrae de una mujer son los ojos" no lo opinan todo los hombrea.
      Un abrazo, Diego.

      Eliminar
  9. Muy bueno Sara, realmente le distes la vuelta, je je.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vuelta y vuelta, como los filetes. Y seguro que su bebé le sale parecido al padre, pero con cola de pez... es decir ¿un sireno?
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. El escritor tiene la dificultad de reflejar la vida letra a letra. Tú hace mucho que eras escritora.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nel. Yo me siento la eterna aprendiz ¿algún día seré capaz de considerarme escritora?
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. El cuento al revés: la sirena de cara mostruosa (¡qué buen dibujo!) y con largas piernas. Del pescador ni hablar... Engendros los hay en todas partes.
    Muy original, Sara. Muy bien desarrollado.

    Un abrazoooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo has pillado, Petra. El plural del título lo incluía también a él, al pescador. Hay de esos por ahí...
      Me alegra que te haya gustado el dibujo, aunque tengo que aprender mucho de ti con los lápices (y quizás también dedicarle más tiempo, que este lo hice en media hora)
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Me ha encantado esa vuelta de tuerca. Imaginación al poder, sí señora!!
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una frase de inicio tan fantástica es siempre un incentivo para la imaginación.
      Un abrazo, Nani.

      Eliminar
  13. Buen intento. Me gustó más que algún finalista, cambiaste las mitades clásicas.

    Un saludo indio
    Mitakuye oyasin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta vez he leído por ahí muy buenos micros con esta frase que podrían haber sido mejores que otros finalistas. Aunque el ganador me gustó.
      Gracias, David. Un abrazo.

      Eliminar
  14. ¡Qué imaginación Sara!. Esto no es un "engendro", no, no, es un magnífico despojo que debiera haber cobrado más protagonismo, o así lo veo yo.

    Un besote Sara y dibujo de ¡miedo!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo, Laura, que no nos leen siquiera... Tú hace rato que deberías de haber sido la protagonista del programa :-)
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Hola Sara!!! Me encantan tus microrrelatos! Son verdaderamente fascinantes.

    Espero algún día encontrar un libro tuyo.

    Me pregunto cómo será tu sireno.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola jujeniorobot. Me alegra que te gusten mis micros. Yo también espero un día encontrar un libro mío por ahí :-)
      Mmmm todavía tengo que pensar cómo sería mi sireno... ya te contaré.

      Un afectuoso saludo.

      Eliminar

Gracias por dejar tus comentarios.