martes, 18 de febrero de 2014

Encubrimiento

“Trastabillé y me golpeé la nuca al caer”, eso diré cuando llegue al cielo. No te preocupes, m’hijo. Allí nunca dudarán de tu inocencia. 





9 comentarios:

  1. Primera vez que te leo Sara. Esta frase que has escrito me ha gustado mucho, tiene humor y a la vez hace pensar en eso que llamamos cielo y en como la gente piensa en ello. Sería hermoso pensar en unas últimas palabras que calaran en las personas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Noelia. Gracias por la visita.
      Sería interesante saber cuáles serán nuestras últimas palabras y aquellos pensamientos que nos acompañen en la partida.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Pues es la manera perfecta si nos preguntan al llegar! Siempre inocentes de nuestra partida.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Es que así son las madres :-)
      Un saludo, Maruja.

      Eliminar
  4. Siempre inocentes, eso sí :-)
    Un abrazo, ALbada.

    ResponderEliminar
  5. Excelente, superbreve y contundente. Felicidades.

    ResponderEliminar
  6. Que fuerza y que dureza tienen esas palabras, amor incondicional de madre.
    Excelente Sara.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios.