martes, 4 de febrero de 2014

Mórbidos

Suspiró profundamente y recogió dos cubiertos de la mesa. Siempre solícita,  Ramona clavó el tenedor en la mano de su marido tras oírle decir, por enésima vez, que las verduritas hervidas estaban sosas y que se moría por comer un buen par de huevos fritos. Del estupor y el tormento Camilo abrió con desmesura los ojos. Y ella utilizó la cuchara para cumplir sus deseos. 





27 comentarios:

  1. Jajaja,muy bueno y la ilustración es fabulosa.
    besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Nani. Me alegro que te gusten estos ojos tan "expresivos" :-)
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Un poco bruta sí que es tu Ramona y tu Camilo un poco plasta, a lo mejor se lo tenía merecido. Jajaja. Buen intento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un intento de último minuto, Esperanza. Aunque para la ilustración sí que estuve "friendo" un buen rato :-)
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. La ilustración es maravillosa y acompañada del hartazgo de Ramona, y la desidia matrimonial de Camilo, el conjunto es un todo un lujo. Enhorabuena.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Es una cena (y escena) un poco macabra...
      Un beso.

      Eliminar
  4. Muy gore, mucho para mí. Y la ilustración me ha rematado, porque llegué a ella con el estómago en un puño.
    Jo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También es muy gore para mí, Luisa, pero no pude resistirme a rematarlo con estos ojos tan... asombrados.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Joé, con la Ramona!!! Cualquiera le dice que se le pasado la paella un pelín...
    Abrazos

    ResponderEliminar
  6. Me gusta mucho ese puntito de mala leche Sara, muy bueno.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunas veces hay que dejarla salir... aunque no tanto como lo ha hecho Ramona :-)
      Un saludo, Miguel.

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. De armas tomar, sí.
      Gracias por pasar, Anita.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. El dibujo es muy sugerente. No nos des ideas, que luego pasan accidentes extraños. Broma. Potencia en la descripción. Me gustó mucho.

    Un abrazo, Sara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ideas no, que es solo ficción :-)
      Un abrazo, Albada.

      Eliminar
  9. La ilustración muy acertada. ,!!Como estaría la pobre Ramona!!! Jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaría hasta los... delantales. Siempre quise dibujar unos "ojos de huevo frito" de manera literal :-)
      Gracias, Maruja. Un abrazo.

      Eliminar
  10. Hola Sara. Muy negro. Pero negro, negro :). Suerte para el siguiente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Juan Antonio. Es negro, sí. Y amarillo también :-)
      Un saludo.

      Eliminar
  11. Me ha gustado, si y... Bueno, a veces hay que actuar con firmeza, je :)

    ResponderEliminar
  12. Buenísimo!!! siempre hay que cumplir los deseos del otro, jaja.
    Cariños...

    ResponderEliminar
  13. Menudo menú se encontró el quejoso marido. Muy bueno! y muy bien ilustrado.

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. No, si después de esta no hay quién le tosa :-)
    Un abrazo, Miguelángel.

    ResponderEliminar
  15. Brutal Sara, cómo me alegra no tener problemas de menú en casa, pero.. lo que cuentasp uede extrapolarse a cualquier discusión tal y como está la peña... y una cuchhara siempre hay una cerca... abrazos

    ResponderEliminar
  16. Es tremendo. Me ha gustado mucho. La ilustración también.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios.