miércoles, 27 de marzo de 2013

Buenos días

“Al mal tiempo hay que ponerle buena cara”, se dijo esa mañana frente al espejo esforzando un mohín de alegría. Y al salir a la calle su optimismo incierto enseguida se tornó real cuando comenzó a toparse con otras tantas voluntariosas sonrisas.




7 comentarios:

  1. Excelente sugerencia, la alegría, efectivamente es contagiosa.

    La ilustración, muy original y divertida.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La alegría es contagiosa, como también lo es el "mal rollo". Así que ¿por qué no rebelarnos contra el pesimismo generalizado que parece inundar las calles?
      Gracias Yolanda. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Ojala fuese así, nos vendría fenomenal a todos. Sería un verdadero gustazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo hace falta ponerlo en práctica :-)
      Besos.

      Eliminar
  3. Todos los días hay que hacer y tener un "mohín de sonrisas"

    Gracias por tu generosidad, besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces es difícil poner buena cara cuando no lo sentimos así, a mí me pasa. Pero vale la pena intentarlo.
      Un abrazo, Cabopá.

      Eliminar
  4. Me gusta el tono positivo, hace falta.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios.