jueves, 21 de marzo de 2013

Desahucio

Como absorbido por un intenso remolino, el hombre gira y gira en espiral por el pequeño salón chocándose primero con las paredes, luego con las esquinas de los muebles, con los cactus decorativos de interior, con los brazos del sofá, con la mesita baja de cristal que se le hinca en las rodillas y con el gato que retoza en la alfombra, hasta que desaparece tragado por el turbio agujero formado en el suelo, en el centro de la estancia. Al parecer hace tiempo que no está al corriente en los pagos y el Infrabanco ha procedido a su desalojo. 


Iniciativa organizada por: 




34 comentarios:

  1. El tema del desahucio creo que va a ser protagonista indiscutible de esta jornada. Mi panel de blogs amigos hoy se ha convertido en una sola imagen : ¡una alambrada!.

    Me gusta como lo has resuelto, original y creativo. Perfecto Sara.

    Besos desde mi alambrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura. Es verdad que el desahucio se ha convertido en el tema estrella de esta jornada. Aunque intenté tratarlo desde otra perspectiva :-)
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Este texto quiere ser tanto de micro como de relato. Tus palabras, si no en la misma esencia, conciden con un aire de realidad actual. Atmósfera, incidentes o tema que motivan su pertenencia a esta propuesta literaria, en la que según ordena la vieja escuela clásica, el lector ha de meterse como se mete uno en el mar...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que zambullirse, sí. Pero también hay que tener mucho cuidado con los remolinos que nos pueden absorber.
      Un abrazo, Amigo mortal.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Gracias, Inés. Con la fantasía parece que la realidad se tolera mejor :-)
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Me ha resultado muy simpático, siempre y cuando haga caso omiso del miedo que he sentido cuando he leído Infrabanco. Quizás siendo fantástico, sea ya demasiado cierto.

    Un saludo y... suerte, que falta nos hace.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que da miedo que nuestras peores imaginaciones fantásticas coincidan con la realidad.
      Un abrazo, Luisa. Y suerte.

      Eliminar
  5. Sara, no les des pistas a los bancos, pues son capaces de idear un método como este para sacarnos de nuestras casas. ¡Menudos son!

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y vendrán todos los pisos con una enorme alcantarilla...
      Terrorífico :-)
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Muy lograda esa imagen de mandarlo todo por el desagüe Sara.

    Abrazo de espino desde la almbrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque parezca que todo se nos va por el desagüe, no es así. Nos queda la esperanza y la dignidad.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Me gusta el toque fantástico que le has dado a tu aportación aunque esa palabra: infrabanco, ha hecho que me recorra un escalofrío.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que a veces esto se parece a una peli de terror...
      Un beso, Elysa.

      Eliminar
  8. La idea produce miedo,he ido recorriendo la escena contigo y con tu relato..
    El momento alfombra me ha recordado aquella película "Esta casa es una ruina" un tanto de risa un tanto de terror.

    Besicos desde mi alambrada,Sara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora la ruina es de verdad...(No sé porqué se me ha escapado esto) ¡Habrá sido la indignación!

      Más besicos

      Eliminar
    2. Ruina es una palabra que se viene con facilidad a la mente en esta situación.
      Un abrazo, Cabopá.

      Eliminar
  9. Lo de infrabanco suena terrorrífico y más lo haría si la realidad no me diera tanto miedo ya.

    Un saludo indio
    Mitakuye oyasin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pensé que buscando lo contrario de "Infrabanco" quedaría una palabra que diera menos miedo, pero "Sobre-banco" creo que da miedo igual :-)
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Qué impotencia, como un desastre Natural: buena, tremenda comparativa ser "tragado" por el remolino.

    Un abrazo (tanto relato triste me va dejando lacia :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la próxima convocatoria en abril deberíamos centrarnos en hablar sobre ideas positivas y diferentes opciones para paliar/superar la crisis. Sería más constructivo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Sara, muy conseguida esa escena del hombre arremolinándose.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue a partir de un sueño bastante psicodélico que escribí el micro :-)
      Un abrazo, Ximens.

      Eliminar
  12. Sí que es el tema del día. Qué angustia! Además de desahuciado centrifugado.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Secos, exprimidos, así se sentirán tras el desalojo.
      Un saludo, Mei.

      Eliminar
  13. Calla, calla, que como se enteren los desahucios van por el sumidero...
    Muy bien, Sara, excelente imagen, pero vamos a poner el tapón, sí?
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, rapidito el tapón, y que no caiga ninguno más...
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Me gusta lo de los infrabancos, como el inframundo infernal.

    Besos indignados desde el aire

    ResponderEliminar
  15. A medida que lo iba leyendo me sucedían imágenes. Incluso lo volví a leer después de escribir mi primera oración del comentario, y me imaginaba el texto en fotografías.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  16. Me encantó, Sara. Hace poco leí la noticia de un hombre al que despertó un sonido en mitad de la noche, y su habitación desapareció, con él dentro, en un gran agujero que se abrió en la tierra. Y no sé qué habrá sido de él, en todo caso, la sensación que deja atrás un desahucio debe ser algo muy similar emocionalmente a eso.

    Un abrazo, en los tuyos hay que quitarse el sombrero no solo por la calidad, sino porque siempre pareces tener uno a mano. Envidiable imaginación, vas sobrada... : )

    ResponderEliminar
  17. Los infrabancos, como sumideros de sueños tal vez, de tanto esfuerzo...es un tema que tratas con la sensibilidad y la imaginación bien pertrechadas, como es normal en tu estilo.

    Me ha gustado mucho, Sara. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Crudo, pero muy real. Me encantó, Sara.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  19. Sobran las palabras. Me ha hecho sonreír. Dentro de poco el inframundo nos cobrará. Tiempo al tiempo...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios.