lunes, 20 de junio de 2011

Amor de verano

Corría por la arena caliente, ansiando cambiar esa libertad por afecto. La vio y se arrellanó a su lado. La mujer lo observó de soslayo a través de sus gafas oscuras y sin dudarlo le lanzó un chancletazo certero. Él no se acobardó y la colmó a besos, aulló serenatas y hasta bailó en dos patas para impresionarla, pero solo consiguió otra chancla. El cortejo acababa de empezar. Ambos eran animales de costumbres. Todas las mañanas ella clavaba su sombrilla en el mismo sitio. Él siempre volvía.


La foto es obra de Eearthquakeboy.


17 comentarios:

  1. ¿Una versión playera de la dama y el vagabundo?
    Muy entrañable, Sara :-)

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Eso es amor y lo demás tonterías. Lástima que no sea correspondido. A pesar de todo muy tierno, Sara.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Qué ternura, Sara!
    El hecho de que el micro se complete con la imagen, toda una originalidad y un hallazgo.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Parece que sí, MJ. En la playa en verano abundan los "vagabundos" en busca de afecto.

    Todavía hay que ver, Elysa, si al final de las vacaciones la mujer termina quedándose con ese nuevo amor,

    Yo también creo, Patricia, que la foto se complementa estupendamente con el texto.

    Gracias por vuestros comentarios. Abrazos para las tres.

    ResponderEliminar
  5. Es un gusto conocer tu blog..
    te dejo un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Allek. También ha sido un gusto conocer tu blog y leer tus bellos poemas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Un relato muy tierno, con un toque de dureza y mucha realidad. Y la foto, fantástica. Feliz verano, Sara.

    ResponderEliminar
  8. Un placer pasearme por esta galaxia. Un abrazo Sara.

    ResponderEliminar
  9. Gracias, Mirina. Feliz verano también para ti. Besos.

    Otro abrazo para ti, Leo. Sabes que me ha encantado tu galaxia también.

    ResponderEliminar
  10. Hola, Sara. Nada ha cambiado. Estilo directo, sentido práctico y el poder de convicción de los hechos. Bordado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Hola, Amigo mortal. ¿Cómo estás? Se te echaba de menos por aquí :-)

    Gracias por tu comentario. Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Los animales tienen sentidos que nosotros no controlamos y si él no abandona, algo habrá notado para mantener ese firme contacto.

    La foto es fiel al relato.

    Un beso, Sara.

    ResponderEliminar
  13. jejeje... Muy bueno, me imagino ahí al perrito bailando tó concentrao... :D

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Una ternurita el micro, me encantó ;)

    ResponderEliminar
  15. Veintiuno: El perro habrá percibido que la mujer estaba tan sola como él y que seguramente aceptaría cambiar esa libertad por afecto.
    Hola Acapu. Es una imagen graciosa. Así lo hace mi perra cuando quiere llamar la atención (al final lo consigue :)
    Hola Renate. Aquí está prohibido llevar perros a la playa en verano, y si ves uno es que está abandonado. Y me consta de gente que ha encontrado así un fiel compañero y al final se lo ha llevado a casa.

    Abrazos fuertes.

    ResponderEliminar
  16. El perro es bastante humano. De forma incomprensible casi siempre, se tiende a insistir en aquello que nos cuesta más. Las metas fáciles de alcanzar no motivan a su consecución, y las difíciles, una vez conseguidas, se funden en la desidia.
    Un beso Sara

    ResponderEliminar
  17. Puede que el instinto perruno le haya dicho que, aunque esa mujer era un hueso duro de roer, perseverando terminaría ablandándose.
    Sabes que me encantan tus comentarios, Cormorán, por todo lo que aportan. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios.