domingo, 24 de julio de 2011

Placeres de verano

El ratón abandona su agujero para disfrutar de unas modestas vacaciones. Después de un arduo y caluroso camino llega por fin a la ventana.




9 comentarios:

  1. Para él, desde su tamaño, es un arduo viaje...

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Desde luego, Elysa. Eso pensé cuando lo vi descansando tan tranquilo en esa ventana. Y no me resistí a sacarle la foto :)

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Retrato perfecto de un instante, porque, ¿ qué son las vacaciones sino eso ?

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  4. Qué son las vacaciones de verano si no eso, Amigo mortal: un arduo y caluroso trayecto hacia otro lugar, hacia otra ventana, hacia otro paisaje...
    Otro abrazo para ti.

    Gracias, Amando.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Largo viaje para el ratoncito ¡qué monada! :-)

    Un besito, Sara.

    ResponderEliminar
  6. Partimos con ilusión de vacaciones. El camino por lejos y duro que sea se hace ameno y alegre. La ilusión vence cualquier obstáculo.El regreso siempre largo y cansino parece no terminar. Solo cuando llegamos de nuevo al hogar nos sentimos de nuevo llenos de vida. Tomamos aire y empiezan a brotar los primeros recuerdos de lo que fueron unas vacaciones inolvidables. Una sonrisa emerge y dormimos en nuestra cama como ningun otro día.

    ResponderEliminar
  7. A que sí, MJ. A mí también me parece una monada. Aunque hay quién le da repeluz :)
    Un beso.

    Como ya te dije varias veces, Cormorán, me encantan tus versiones optimistas, tus finales felices.
    Abrazos.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios.